Canapé con sobrasada vegana

Si quieres compartirlo...Share on Facebook
Tweet about this on TwitterShare on Google+Email this to someone

Esta Navidad, ¿te imaginas poder sorprender a los tuyos con un canapé que les quite el hipo? Pues sigue leyendo porque te traigo una receta super fácil que los dejará a todos con la boca abierta.

Ingredientes:

– Tostadas o panecillos integrales

– Sobrasada vegetal de avus

– Espárragos trigueros

– Dátiles

 

Modo de preparación (nivel niños de 10 años):

Además de abrir y untar la sobrasada, vamos a pasar por la sartén los espárragos hasta que estén bien blanditos y les añadimos un chorrito de tamari.

A los dátiles les quitamos el hueso y los cortamos en tiras que colocamos encima o como más os guste.

¿Y dónde puedo encontrar la sobrasada de avus? Pues como  no puede ser de otra manera en Begin Vegan tenemos para ofrecerte además de sobrasada otros productos deliciosos de avus, como sus chorizos y el atún vegetal.

 

¿Ha sido fácil verdad? Pues ya no tenéis excusa para no compartir con los vuestros las recetas veganas más ricas y sencillas.

Si quieres compartirlo...Share on Facebook
Tweet about this on TwitterShare on Google+Email this to someone

CONOCE LOS GERMINADOS

Si quieres compartirlo...Share on Facebook
Tweet about this on TwitterShare on Google+Email this to someone

¿Conoces los germinados de semillas? ¿Sabes cómo hacerlos en tu propia casa? Si quieres conocer algunas de sus propiedades, aprender a prepararlos por tí mism@ y descubrir recetas para incluirlos en tu alimentación, sigue leyendo.

 

Las semillas germinadas son una fuente de nutrientes muy interesante que podemos añadir a nuestra alimentación.

Durante el proceso de germinación, cuando ponemos a remojo las semillas y las exponemos también al oxígeno, los enzimas se activan y la semilla además duplica su volumen y se rompe su cáscara. En unos días, los brotes van saliendo, signo de que la semilla está en su momento de consumo. Es en este momento cuando los nutrientes se han multiplicado, ya que los enzimas activados han hecho su función y permiten una mayor biodisponibilidad de los nutrientes que atesora en su interior. En concreto lo que han hecho ha sido predigerir las proteínas que contenía la semilla en aminoácidos, así como sus ácidos grasos, haciendo que los asimilemos de mejor forma. Las vitaminas también se activan y los minerales son  más fáciles de asimilar. También se activa la clorofila, con alto poder antioxidante. Los fitatos, que son compuestos que dificultan el paso de minerales a la sangre se desactivan.

Algunos de los nutrientes que contienen son aminoácidos esenciales, vitaminas del grupo B, ácido fólico y minerales como el hierro, el zinc o el magnesio. Los germinados de soja y guisante contienen además una cantidad de proteínas del 27%, porcentaje similar al de la carne o los lácteos, pero con una ventaja, y es que no van acompañados de grasas saturadas ni colesterol.

Los beneficios para la salud van desde la mejora de la digestión, hasta ser potentes remineralizantes, desintoxicantes y antioxidantes.

Se pueden germinar tanto las semillas en sí mismas, como el rábano, el puerro, el girasol o la calabaza, pero también los granos de cereal y las legumbres. Las semillas de solanáceas (patata y tomate) no deben germinarse ya que pueden resultar tóxicas.

La mayoría de los germinados pueden consumirse sin ser escaldados, pero si tienes problemas con tus digestiones, escoge escaldas previamente los germinados de legumbre antes de consumirlos, ya que la germinación no elimina completamente los antinutrientes que contienen. Igualmente, las semillas que no germinen debemos desecharlas.

 

En la cocina pueden formar parte de platos como las ensaladas, las cremas e incluso los bocadillos.

 

Es importante la fuente de germinados que elegimos, ya que la OMS advierte que si estas semillas están contaminadas, el remojado es un caldo de cultivo para hacer proliferar las bacterias. En Begin Vegan tenemos semillas de cultivo ecológico que cumplen la reglamentación de la Unión Europea.

 

Si quieres compartirlo...Share on Facebook
Tweet about this on TwitterShare on Google+Email this to someone

Umeboshi. Una pequeña ciruela de gran sabor e importantes beneficios

Si quieres compartirlo...Share on Facebook
Tweet about this on TwitterShare on Google+Email this to someone

El ume es una ciruela que llega desde oriente para sorprendernos con su intenso sabor. Es popularmente conocida en Japón, donde la acompañan con arroz para simular los colores de la bandera japonesa. Cuentan que los samuráis lo consumían para evitar la fatiga, aumentar su resistencia y reponerse entre batallas. Pero realmente no se sabe con certeza si su origen en Chino o Japonés.

Se recolecta cuando todavía no está madura, manteniendo un sabor muy ácido y se deja secar un par de días al sol (de hecho, umeboshi significa ciruela seca). Posteriormente se introduce en barriles con sal marina y hojas de shisho (es una planta similar a la albahaca), se le pone peso encima y se deja así un mínimo de dos años durante los cuales se produce el proceso de fermentación. Como resultado obtenemos un fruto con un sabor amargo muy potente pero también salado con efecto probiótico, perfecto para mantener saludable nuestra flora intestinal.

En cuanto a su composición, podemos destacar la cantidad de ácido cítrico que contiene. Además es un alimento que puede mejorar nuestro tránsito intestinal y la secreción de jugos gástricos. Eso sí, al contener altos niveles de sodio y potasio no está indicada en personas con hipertensión o problemas renales.

Para consumirla podemos hacer como los japoneses y añadir umeboshi a un plato de arroz, o podemos incorporarla en batidos de frutas, ensaladas o salteados de verduras y arroz por ejemplo.   También puedes añadirla a patés vegetales para darles un sabor ácido y amargo. Por ejemplo, una crema de tahin y umeboshi puede ser perfecta para picar con unos picos o unos crackers.

Un estudio publicado en ‘World Journal of Gastroenterology’ en 2015 mostró que las personas que consumían umeboshi de manera habitual tenían menos reflujo gastro-esofágico.

Otro estudio publicado más recientemente en 2018 en ‘Biological and Pharmaceutical Bulletin’ demostró que el vinagre de umeboshi poseía efectos antimicrobianos en el aparato digestivo. Ahora está por determinar cuál es el principio activo que le confiere esta propiedad.

Si quieres compartirlo...Share on Facebook
Tweet about this on TwitterShare on Google+Email this to someone

Lino. Tu aliado vegetal de omega-3. Propiedades y beneficios

Si quieres compartirlo...Share on Facebook
Tweet about this on TwitterShare on Google+Email this to someone

Su nombre es linum usitatissimum, que quiere decir lino utilizadísimo. Ya en el antiguo Egipto envolvían a las momias en sábanas de lino, simbolizando la pureza. Actualmente la mayor parte de su producción se destina a aceites para fines comerciales.

 

Podemos encontrarlo en su versión dorada y marrón, pero poco podemos distinguir de su composición ya que son prácticamente iguales. Así que elijas el que elijas estará bien y podrás beneficiarte de todas sus propiedades.

Es la semilla con mayor contenido en ácido alfa-linolénico, de la familia omega-3. Concretamente, supone un 57% de su composición, por lo que tan solo 15 gramos (2 cucharadas soperas) de semillas proporcionan el 150% de las necesidades de un adulto. Son la principal fuente como precursor omega-3 de la alimentación vegana. Para aprovechar los ácidos grasos de su interior debemos consumirlas molidas. De no ser así no podremos digerir su cáscara, y tendrán una función principalmente como aporte de fibra, ya que contiene gran cantidad de lignanos y mucílagos. Además este aporte de omega-3 ayuda a mantener el equilibrio entre el omega-6/omega-3, que debería ser 2:1 o 3:1.

 

Algunos de los beneficios que nos aporta el lino son:

El conjunto de ácidos grasos omega-3 poseen un efecto antiinflamatorio, ya que favorecen la síntesis de prostaglandinas PG3 que ayudan a mantener en buen estado los vasos sanguíneos.

Otra de sus propiedades es que puede ayudar a reducir la proteína C reactiva, que es un indicador de grado de inflamación. Este efecto antiinflamatorio hace que sea recomendable consumirla como tratamiento sintomático de patologías autoinmunes como la psoriasis o la artritis.

Por último, otra de sus propiedades podría ser que ayuda a prevenir el cáncer de mama y próstata, ya que tres de sus lignanos –secoisolariciresinol, matairecinol y pinoresinol— son transformados por las bacterias intestinales en enterolactona y enterodiol, compuestos con acciones de regulación del sistema hormonal.

 

Así que si todavía dudas sobre si deberías incluirlo en tu alimentación, no lo pienses más. ¡Úsalo! En Begin Vegan tenemos tanto lino dorado como marrón y también ya molido de primera presión en frío. ¡Acércate a por el tuyo!

 

Si quieres compartirlo...Share on Facebook
Tweet about this on TwitterShare on Google+Email this to someone

Arroz. Todo lo que necesitas saber para sacar el máximo partido en la cocina

Si quieres compartirlo...Share on Facebook
Tweet about this on TwitterShare on Google+Email this to someone

      El arroz, después del maíz, es el cereal más cultivado en el mundo, y se cultiva desde la antigüedad. De hecho, el testimonio más antiguo del que se tiene constancia data del año 2.800 a.C., en el que un emperador chino estableció un rito ceremonial para la plantación del arroz.

En la actualidad existen alrededor de 10000 tipos de arroz que pertenecen a dos subespecies de Oryza sativa: la índica, cultivada en los trópicos, o la japónica, cultivada en trópicos o en zonas de clima templado.

En cuanto a su composición podemos destacar su contenido en almidón, que se compone de amilosa y amilopectina, siendo la proporción de cada una la que determina las características culinarias del producto. A mayor proporción de amilopectina, más viscosos y pegajosos estarán los granos entre sí.

Vamos a ver algunos tipos diferentes y qué usos podemos darles en nuestra cocina:

ARROZ REDONDO: es un arroz de grano corto que absorbe muy bien el sabor de los alimentos que lo acompañan, siendo especialmente bueno para usarlo en paellas o arroces caldosos. En caso de no encontrar un arroz glutinoso para sushi, podemos usar este en sustitución, previamente bien lavado para eliminar parte del almidón y que no se pegue en exceso.

ARROZ BASMATI: es un arroz de grano largo originario de la India y Pakistán. Tiene un sabor muy aromático que puede recordar a la nuez. Al cocerlo queda muy suelto y da muy buen resultado en ensaladas o guarniciones. Los granos quedan separados porque contiene menor cantidad de amilopectina. Podemos encontrarlo en su versión integral o refinada.

ARROZ INTEGRAL: es un arroz de grano medio y al no estar tratado conserva todo su salvado, que concentra una mayor de cantidad de vitaminas y minerales, pero que también arrastrará una parte cuando lleguen al intestino. Necesita mayor tiempo de cocción y puede resultar más difícil de masticar.

ARROZ ROJO: muy utilizado en la cocina china. Conserva también todo su salvado y su sabor puede recordar a nuez. Queda muy bien en guarniciones o guisos.

ARROZ SALVAJE: se trata de hierbas acuáticas y sus granos son estrechos y oscuros. Necesita mayor tiempo de cocción y su sabor también puede recordarnos a frutos secos. Este también queda bien en guarniciones o guisos o acompañado de otros como el basmati o el rojo.

 

¿CON CUAL TE QUEDAS?

Si quieres compartirlo...Share on Facebook
Tweet about this on TwitterShare on Google+Email this to someone

Veganismo. ¿Tienes dudas? En Begin Vegan te podemos ayudar

Si quieres compartirlo...Share on Facebook
Tweet about this on TwitterShare on Google+Email this to someone

El veganismo es, en esencia, un principio moral y no solo un estilo de vida. Aún no siendo nuevo, ha ido adquiriendo gran importancia en las últimas décadas. La premisa principal es la de no utilizar a los demás animales, con ningún propósito ni de ninguna forma. Por esta razón, no sólo se eliminan los productos alimenticios procedentes de los animales o su explotación, sino que tampoco se utilizan otros productos, ni de higiene, vestimenta, ocio o entretenimiento.

No existen datos oficiales sobre población vegana en nuestro país pero algunas agencias como Lantern hacen encuestas periódicamente. En los últimos 2 años el número de veganos en España ha crecido de un 0,2% a un 0,5%. El número de vegetarianos es mayor, y ha crecido de un 1,3% hasta un 1,5%. Y si nos fijamos en las personas que han reducido su consumo de carne de manera considerable, la cifra asciende de un 6,3% en 2017 a un 7,9% en este año.

Con estos datos no es de extrañar la creciente aparición de nuevos productos, restaurantes y servicios específicos para veganos y vegetarianos.

En nuestra tienda, Begin Vegan, puedes encontrar la más amplia variedad de alimentos y productos para que no te falte nada en tu alimentación.

Si tienes dudas, quieres mejorar tu alimentación, disminuir tu consumo de carne o iniciarte en el mundo del veganismo o el vegetarianismo, puedes pasarte para informarte o pedir cita con nuestra nutricionista. También podemos ayudarte a nivel psicológico. ¡Infórmate!

 

Si quieres compartirlo...Share on Facebook
Tweet about this on TwitterShare on Google+Email this to someone

Tofu Agridulce

Si quieres compartirlo...Share on Facebook
Tweet about this on TwitterShare on Google+Email this to someone

Este tofu agridulce es la version vegana del cerdo agridulce y lo hemos sacado del blog danza de fogones donde Iosune sube magnificas recetas veganas casi a diario.

Necesitamos:

Para dos raciones

  • 2 cucharadas de tamari
  • 1 cucharada de vinagre de manzana
  • 250 gramos de tofu
  • 6 cucharadas de maicena
  • aceite de oliva
  • 1 zanahoria
  • 1/2 pimiento rojo y 1/2 verde
  • 1/2 cebolla

Para la salsa agridulce

  • 4 cucharadas de azúcar de caña o panela
  • 2 cucharadas de tomate concentrado
  • 1 cucharada de vinagre de manzana
  • 1 cucharadita de tamari o salsa de soja
  • 6 cucharadas de agua
  • 2 cucharaditas de maicena

Mezclamos el tamari y el vinagre en un bol y añadimos el tofu cortado en dados y dejamos macerar mínimo 5 minutos.

Cortamos y picamos las verduras en trozos grandes y salteamos con un poco de aceite y reservamos.

Escurrimos el tofu y pasamos por maicena, ponemos en la sartén con unas gotitas de aceite para que no se peguen y reservamos.

Para hacer la salsa agridulce por en un cazo el azúcar, el tomate, el vinagre y el tamari. Añade la maicena previamente diluida en el agua a fuego medio, alto y remueve de vez encunando.

Mezcla todos los ingredientes y déjalos cocinar unos minutos mas para integrar los sabores.

Si quieres compartirlo...Share on Facebook
Tweet about this on TwitterShare on Google+Email this to someone

Tempeh a la naranja. Arroz falso de coliflor con verduras

Si quieres compartirlo...Share on Facebook
Tweet about this on TwitterShare on Google+Email this to someone

El  tempe es un alimento de origen indonesio resultado de la fermentación de la soja ( o alguna otra legumbre) junto al hongo Rhizopus.

Es un alimento altamente rico en proteínas 100g aportan aproximadamente el 40% de las proteicas que necesitamos a diario y ademas contiene todos los aminoácidos esenciales.

Fortalece los huesos, y ayuda a aliviar los síntomas de la menopausia, la fermentación produce antibióticos ayudando a nuestro organismo a resistir mejor infecciones intestinales,el consumo regular reduce el riesgo de enfermedades coronarias, puede prevenir distintos tipos de cáncer (sobretodo los que se producen en el tracto digestivo), regula los niveles de azúcar en sangre.

Tempeh a la naranja

Necesitamos

  • 250g de tempeh
  • 3 cucharadas de sirope de agave
  • 2 cucharadas de salsa de soja
  • 2 cucharadas de vinagre de manzana o vinagre de arroz
  • pimienta negra
  • gengibre en polvo
  • pizca de sal
  • 2 dientes de ajo
  • zumo y piel de una o dos naranjas
  • 1  cucharada de maicena
  • 1 cucharada de agua

Ponemos en un bol la salsa de soja, el zumo y la ralladura de la naranja, el vinagre , el agave, la sal, los ajos picados muy finos, el jengibre y la pimienta negra. removemos bien la salsa y añadimos el tempeh cortado en dados.

Dejamos macerar minimo una hora.

Sacamos el tempeh de la salsa y lo ponemos en una sartén a temperatura alta dorando por todos los lados.

Ponemos la maicena y el agua en un cuenco y mezclamos bien y añadimos al resto de la salsa.

Ponemos la salsa a calentar en una sartén sin dejar de remover hasta que espese.

Se sirve la salsa junto al tempeh y listo.

Arroz falso de coliflor con verduras

Necesitamos

  • 1 coliflor
  • 1 cebolla
  • 1 ajo
  • 1 zanahoria
  • 1 puerro
  • 2 pimientos
  • oregano
  • sal y aceite

Picamos todos los ingredientes muy finos .
En una sartén ponemos a sofreír todos menos la coliflor.

Cuando este listo mezclamos las verduras con la coliflor, añadimos orégano, corregimos la sal y ponemos un chorrito de aceite de oliva.

 

Si quieres compartirlo...Share on Facebook
Tweet about this on TwitterShare on Google+Email this to someone

Lentejas con leche de coco y calabaza. Trigo de espelta con soja texturizada, verduras y algas.

Si quieres compartirlo...Share on Facebook
Tweet about this on TwitterShare on Google+Email this to someone

Las lentejas tienen múltiples propiedades y destacan por su aporte en cuanto a hidratos de carbono y proteínas, hierro, zinc, magnesio, sodio, potasio, selenio, calcio y vitaminas, especialmente del complejo B (B2, B3, B6, B9) vitamina A, vitamina E además de ser una buena fuente de fósforo, manganeso, y ácido fólico, fibra.

 La leche de coco Contiene vitamina B1, B2, B3, B5, B6 y vitamina C, minerales como potasio, selenio, cromo, fósforo y magnesio, Es buena para los huesos ya que contiene calcio, Fuente de proteínas, Grasas poliinsaturadas y saturadas, Está libre de fructosa pero tiene cerca de un 2% de azúcar, antibacteriana y antiviral gracias al ácido láurico. es recomendable no consumir en exceso.

las algas aportan poco grasa, muchos minerales, fibra, antioxidantes y proteínas de alta calidad, son fuente de yodo, fósforo, calcio, hierro, vitaminas y mucílagos.

Lentejas con leche de coco y calabaza

Necesitamos:

  • 150 g de lentejas
  • 1 diente de ajo
  • 1 cebolla
  • 1 zanahoria
  • 1/2 lata de leche de coco
  • calabaza ( la cantidad que consideres)
  • media cucharadita de comino
  • 1 cucharadita de sal
  • agua
  • aceite de oliva

Pelamos y picamos la cebolla y ponemos a sofreír, cuando este casi transparente añadimos el ajo, el comino, la leche de coco y la sal y dejamos cocinar durante 5 minutos removiendo bien para mezclar todo.

Añadimos las lentejas, el agua y cuando rompa a hervir bajamos el fuego.

Añadimos la calabaza y tapamos. Dejamos que se haga durante unos 30 o 40 minutos dandole vueltas de vez en cuando.

Trigo de esbelta ( bulgur) con soja texturizada, verduras y algas.

necesitamos:

  • 2 tazas bulgur de espelta
  • 1 chorrito de aceite
  • 2 tazas agua
  • sal
  • 2 pimientos rojos
  • 1 cebolla
  • 1 calabacin
  • 1 puerro
  • 1/2 taza soja texturizada gruesa
  • alga combo, wakame… o la que tengas por casa
  • salsa de soja tamari

Ponemos a cocer el bulgur con la misma medida de agua.

Añadimos la soja texturizada y sal.

En una sartén , añadimos aceite de oliva y sofreímos todas las verduras picadas finas.

Remojamos las algas durante unos 10 minutos.

Cuando todo este a punto, mezclamos todo en la cazuela , las algas escurridas incluido y añadimos un chorrito de salsa tamari.

Si quieres compartirlo...Share on Facebook
Tweet about this on TwitterShare on Google+Email this to someone